Final Fantasy XV – Hermanos de Armas: Personajes

Conoce a los personajes principales de Hermanos de Armas Final Fantasy 15 Comrades
Share on twitter
Twittear
Share on facebook
Compartir
Guía Personajes Comrades Final Fantasy XV | Final Fantasy | baseavalancha.com

Nyx Ulric

Miembro del ejército privado de guardaespaldas de Regis, los Glaives reales. Nació en una pequeña localidad de la región de Galahd y formaba parte de la resistencia local. Después de desplazarse a la capital real para servir a las órdenes del rey, jamás dejó de luchar con su aldea natal siempre en mente.

Es un as de los Glaives, cuya afinidad con los poderes mágicos de la casa real le han granjeado la consideración de héroe junto al resto de su equipo.

Con el ataque a Insomnia, Regis le confió la misión de proteger el Sello de la Luz y a la dama Lunafreya, viéndose obligado a escapar de las huestes imperiales en pleno conflicto.

En sus últimos momentos se aferró al poder del Sello y, a cambio de su propia vida, se alzó con una victoria momentánea que conduciría a confiarle el futuro del mundo al Entronado.

Con las primeras luces del alba, su cuerpo se consumiría para siempre.

Lunafreya Nox Fleuret

Descendiente de la casa Fleuret, encargada de recibir de la Sideralia los poderes de las estrellas y cuya misión como Oráculo consiste en apoyar y llevar en volandas al rey.

Es amiga de la infancia de Noctis y se prometió con él para certificar las buenas relaciones entre el reino de Lucis y el imperio de Niflheim.

Fue capturada por los imperiales cuando estos atacaron Insomnia, pero los Glaives la liberaron. Fueron dos de ellos, Nyx y Libertus, quienes la escoltaron en su huida de la capital real. A continuación se dedicó a peregrinar por los lugares en los que yacían dormidos los Sidéreos para obtener su favor y extendérselo a Noctis.

Tras forjar la alianza en Altissia con la Sidérea del Agua fue apuñalada por el canciller imperial Antes de caer abatida, sin embargo, utilizó sus últimas fuerzas para hacerle llegar a Noctis el Sello de la Luz que le había confiado Regis.

Libertus Ostium

Miembro del ejército privado de guardaespaldas de Regis, los Glaives reales. Actuó junto a Nyx por la recuperación de Galahd, pero con la entrega de este territorio al Imperio como parte de los acuerdos por la paz, dejó de pertenecer a los Glaives en protesta a las decisiones de Regis.

El día en que se celebraba la firma del armisticio se reencontró con su viejo compañero Nyx en medio del caos posterior al ataque del Imperio. Le confió la misión de llevar a salvo a la dama Lunafreya a las afueras de Insomnia, una promesa que Libertus resolvió cumplir a cambio de su propia vida.

Más tarde regresó a Galahd y aguardó el regreso de Nyx. La oscuridad comenzaba a extenderse por el mundo y fue entonces cuando decidió dirigirse a Lestallum para reunir a los Glaives supervivientes y hacerles cumplir con un deber inexcluyente al poder del que disfrutaban.

Últimamente se encarga de colaborar con la Guardia real de Cor y a su vez lidera las batidas contra cadentes de las que se encargan los Glaives.

Cor Leonis

General del reino de Lucís y líder de la Guardia real. Su habilidad en regresar con vida de cualquier misión, por peligrosa que sea, le ha valido entre aliados y enemigos por igual el apodo de "el Inmortal".

Actualmente es el encargado de coordinar a todos aquellos en facultades de combatir. Bajo su liderazgo se aglutinan grupos que incluyen a miembros de la Guardia real, los Glaives, cazadores y guerreros que han huido desde otros países. Entre todos defienden de los cadentes el último bastión de la humanidad.

Cuando desapareció Noctis, asignó a las labores de búsqueda un gran contingente de soldados hasta que decidió disolver el equipo de rastreo y enviarlo a distintas bases para fortalecer sus defensas. Se desconocen los motivos que le llevaron a tomar tal decisión, que sembró la disconformidad entre muchos de los que creían las leyendas a pies juntillas.

Su fuerza no ha medrado con los años y no es extraño verle luchar al frente inspirando a todos aquellos que siguen sus órdenes. El poder mágico de Regis que mora en la hoja de su espada se va disipando a todas luces, pero lo que no pierde fuelle es su espíritu para educar en el arte de la batalla a las nuevas generaciones.

Mónica Elshett

Militar al servicio de Cor e integrante de la Guardia real.

Consiguió escapar de la capital real de Insomnia cuando esta fue atacada por las fuerzas imperiales. Junto a Dustin, protegió a Iris y otros refugiados para ponerse más tarde a las órdenes de Cor y proporcionar ayuda a Noctis y su comitiva a la vez que trataba de predecir los futuros movimientos del Imperio de acuerdo con sus actos.

Cuando se anunció la desaparición de Noctis, sus labores se centraron en acompañar a las víctimas de la guerra a varios puntos de acogida y luchar contra los cadentes. Actualmente se encarga de repartir faena entre los Glaives y cazadores de Lestallum, aunque en alguna que otra ocasión se desplaza al campo de batalla para premiar a sus victoriosos compañeros con sus platos caseros.

Dustin es su inseparable compañero de la Guardia real, con quien ha acometido con éxito una gran cantidad de misiones. El contraste de personalidad entre ambos (Dustin es bastante retraído y Mónica, muy determinada y resolutiva) es la comidilla entre los cazadores.

Iris Amicitia

Hermana de Gladiolus. Acompañó a Noctis durante un trayecto de su viaje.

Es bastante decidida y le gusta relacionarse mucho con los demás. Además, como hija de la Casa de Amicitia, está versada en las artes marciales. No en vano en su familia han sido herederos durante generaciones del título de Escudo del rey.

Con el avance de la noche eterna sobre Eos, los cadentes amenazaron su morada de Caem y se tuvo que refugiar en Lestallum con Talcott.

Actualmente se encarga de visitar con él las regiones atacadas por cadentes y evaluar los daños causados en ellas. Además, realiza de forma voluntaria labores de suministro de recursos y a su vez regenta una tienda de ropa de segunda mano, todo ello como parte de la ayuda humanitaria con la que quiere contribuir a Lestallum.

Conoce a Noctis desde su infancia. Mantiene amistad con él desde los días en que su hermano trabajaba en el palacio de Insomnia, cuando se perdió entre sus dependencias y fue rescatada por el príncipe. Quedó prendada de su bondad y torpeza, pero asumió que dada su posición social, lo suyo solo podía ser un amor platónico.

Talcott Hester

Nieto de Jared, el mayordomo de la Casa de los Amicitia.

La muerte de su abuelo, a quien respetaba tanto como quería, fue un mazazo que le hizo más fuerte. Se prometió a sí mismo que ayudaría a Noctis en todo lo que le fuera posible.

Vivió en la capital real toda su vida hasta que esta sufrió el ataque imperial. Luego se refugió en Lestallum después de que la que para él había sido su segunda casa, Caem, quedase infestada por los cadentes que la prolongación de las noches había traído consigo.

Desde entonces está en contacto permanente con Dino, el reportero, y se dedica a ofrecerle a los cazadores y a los Glaives valiosa información procedente del cuaderno de Jared, que guarda como oro en paño.

El sombrero que utiliza es un regalo que recibió de Cid cuando este visitó Caem con motivo de la reparación del barco real. No es que tuviesen una relación estrecha hasta ese momento, pero terminaron por llevarse tan bien que hasta la propia Cindy reconoce que ahora su abuelo le hace más caso a Talcott.

Dustin Ackers

Militar al servicio de Cor e integrante de la Guardia real.

Es más veterano que Mónica pero eso no le evita admirar a su compañera, quien demuestra un dinamismo y una fortaleza de mente de las que él carece.

Conforme la noche iba ganando enteros y devorándole horas al día, se encargó de proteger a Iris y Talcott en la huida de Caem hasta Lestallum. Actualmente se encarga de ofrecer ayuda a los Glaives y cazadores concentrados en la ciudad y desempeña también labores de enlace con otros miembros de la Guardia destinados a otras regiones.

Es una persona reservada a la que no le gusta destacar, pero cuando Mónica y Cor se ausentaron, cumplió con creces dirigiendo a la unidad de cazadores encargada de acabar con los cadentes no identificados que aparecieron en los alrededores de Lestallum.

Este coraje desplegado se contagió entre los compañeros de batidas, aunque el propio Dustin se arrepiente de haberse dejado llevar hasta el punto de acabar con nuevas especies de cadente que habrían sido valiosos objetos de estudio.

Noctis Lucis Caelum

Monarca 114.° de Lucis y vástago heredero de Regis.

Perdió a su padre con el ataque perpetrado a Insomnia. Además, el símbolo de su patria, la Santálita, le fue arrebatado por Niflheim. Para recuperarlo, marchó de viaje con sus tres mejores amigos sin olvidar que debía cumplir con la misión que le había encomendado el fallecido rey.

Enfrentamientos con el Imperio, desafíos de los Sidéreos, la pérdida de su amada Lunafreya... No fueron pocos los avatares que marcaron el periplo de Noctis antes de que se infiltrara en el corazón del Imperio, la fortaleza Zegnautus. Se dice que de ella, sin embargo, solo regresaron con vida el trío de fieles compañeros.

Con la caída de la noche eterna sobre Eos aparecieron tanto voces desesperadas que la relacionaban con la estepatía y que pregonaban el fin de los días como creyentes del retorno del Entronado que desterraría a la oscuridad. Lo único cierto es que el paradero de Noctis continuaba siendo una incógnita.

Ignis Scientia

Amigo de Noctis con quien ha compartido infancia y el viaje de sus vidas. Nacido en el seno de una familia al servicio de la Casa de Lucis. Desde pequeño ha estado cerca del príncipe y ha cumplido funciones similares a las de un protector. Tras la calda de Insomnia, fue quien pensó en aprovecharse de la falsa noticia de la muerte de Noctis para continuar con su viaje sin levantar sospechas. Entre sus logros como consejero del grupo también se incluye la operación de infiltración en la base enemiga en la que se encontraba el Regalia, acontecida cuando el Imperio robó el vehículo al grupo.

Gladiolus Amicitia

Amigo de Noctis y compañero de viaje. Es el hijo mayor y heredero de la Casa de los Amicitia, encargados durante generaciones de la protección de la estirpe de los Lucis.

Aprendió a ejercer labores de guardián en la Ciudadela de la mano de su venerado padre, Clarus. Tuvo además la ocasión, desde bien pequeño, de relacionarse con el sabio monarca Regis, a quien juró lealtad absoluta. Por contra, el príncipe no fue santo de su devoción hasta el día en que ayudó a su hermana pequeña, que se perdió en los interiores del palacio real. Desde entonces, su impresión hacia él cambió y resolvió defenderle de la misma manera en la que lo hacía con su padre, como su Escudo real.

Durante su periplo, fue derrotado por un general imperial y se percató de sus muchas carencias como protector de la corona. Decidió enfrentarse al Escudo original, el Señor de las Espadas, para conseguir el verdadero poder que se le suponía a su clan. Su voluntad de defender al príncipe se reafirmó con los retos que hubo de superar, pero esto le condujo a enfrentarse más abiertamente a Noctis, de quien esperaba una determinación similar a la suya.

Tras escapar con vida de Zegnautus vagó por el mundo acabando con todos los cadentes que se cruzaban en su camino mientras aguardaba el regreso del futuro rey. Es, ante todo, un importante aliado de todo el que se resiste a caer presa del dominio de la oscuridad.

Prompto Argentum

Confidente de Noctis y amigo desde su más tierna infancia, criado en el seno de una familia de clase media de Insomnia.

Cuando era niño prestó ayuda a Pryna, un cachorro de perro. Tal evento le llevaría a acercarse a Noctis y su amistad le impulsó a mejorar. A su vez, aquella amistad fue la que acabaría por hacerles viajar juntos con motivo de la boda del príncipe. A diferencia de Gladiolus e Ignis, miembros de la Guardia real, no despunta especialmente en combate, pero es único en levantar la moral del grupo en los momentos más duros de viaje.

En la actualidad se encuentra de peregrinación con sus amigos y ha conseguido perfeccionar sus antaño precarias técnicas de combate hasta el punto de poder plantarle cara a las de un Glaive real. Mantiene un firme espíritu que trata de contagiar a los habitantes del mundo descorazonados con el dominio de la oscuridad, a quienes trata de socorrer con todas sus fuerzas.

Cindy Aurum

Mecánica de Hammerhead, el taller más famoso de la región de Leide.

No solo es una eminencia en su campo, también es, en contraste con su abuelo, un dechado de simpatía y maña. Cid apenas sobrepasa el trato profesional ni tampoco muestra demasiado afecto por los clientes. No son pocos los conductores que dan largos rodeos para desviarse hacia Hammerhead para ver a Cindy.

Tras refugiarse en Lestallum de las largas noches y sus cadentes, se hizo cargo de la peligrosa tarea de transportar suministros a pesar de no poder recurrir a la fuerza en caso de emergencia.

Sus dotes al volante y su conocimiento de coches son de admirar, pero casi todos siguen viendo en ella el resplandor de antaño y una firme voluntad que, junto a su amiga Holly, las han convertido en símbolo de las mujeres trabajadoras y luchadoras de Lestallum.

Cid Sophiar

Maestro de la mecánica de Hammerhead, el taller más famoso de la región de Leide.

Antaño fue el encargado del mantenimiento del coche real adscrito a la corona de Lucis. Treinta años atrás partió de viaje con el propio Regis y otros amigos en el vehículo que él mismo puso a punto para la aventura.

Es bastante terco e irónico pero tiene un poso de amabilidad. Desde que Noctis, el hijo de su amigo el rey, abandonó la capital real, no ha dejado de preocuparse por él.

A pesar de la inexorable prolongación de las noches, resolvió no separarse del taller en el que había pasado la mayor parte de su vida, pero acabó desplazándose a Lestallum convencido por su nieta Cindy.

Cid, que alcanzó unos conocimientos superiores en maquinaria en sus días en Insomnia, sigue siendo referente indiscutible en su ciudad de acogida aunque esta hospede a muchas más eminencias en la materia. En concreto, su sabiduría con respecto a la mejora de armamento se considera como parte de los cimientos de la resistencia de la humanidad en su batalla contra los cadentes.

Dino Ghiranze

Periodista del diario impreso por la gran editorial Ediciones Meteo.

Aparte de su ocupación principal tiene debilidad por la joyería. Conoció a Noctis y sus amigos a raíz de pedirles que consiguieran para él unas gemas con las que confeccionaría sus piezas de orfebrería.

Su comportamiento imprudente genera más de un malentendido, aunque sus intenciones son nobles. Pretende elaborar accesorios que alberguen un poder especial con los que ayudar a quienes padecen el martirio de los cadentes.

Tras despedirse de Noctis abandonó el periodismo y se dedicó a jornada completa a su afición hasta que el avance de la noche le impidió hacerse con gemas con facilidad. Fue entonces cuando, con la ayuda de su antiguo jefe Vyv, se mudó a la ciudad de Lestallum. Retomó las labores de periodista para ser útil a los demás y se dedica a informar desde las zonas calientes de Leide.

Ha aprovechado sus coberturas para volver a buscar gemas, aunque le sigue siendo complicado encontrarlas. Cuando lo consigue, no pierde oportunidad en seguir puliendo sus técnicas de joyero.

Navyth Arlund

Virtuoso de la caña cuyas legendarias gestas están a la par que su destreza y su fama entre otros pescadores.

Pasaba los días recorriendo todos los puntos de pesca de Eos forcejeando con los especímenes locales, sin importarle el peligro que el lugar y la presa entrañasen. Sin embargo, conforme se alargaban las noches, empezó a dejarse ver más por Lestallum.

Que alguien se presentara en el último bastión de la humanidad sin pertenecer a un grupo de guerreros no era algo inusual. Sin embargo, para los demás pescadores que veían a Navyth alejado de sus habituales cotos de pesca, aquello era símbolo inequívoco de que el mundo estaba avanzando hacia su inexorable destrucción.

Navyth ha tenido que aliarse con los cazadores, con quienes antes apenas se relacionaba, por el bien de las gentes de Lestallum. Junto a ellos se dedica al aprovisionamiento de los siempre valiosos recursos acuáticos.

Su conocimiento del campo de batalla y poder exceden al del cazador medio. Esto se debe a una vida de pescador en la que no temía ponerse en peligro con tal de conseguir las presas a las que había echado el ojo.

Vyv Dorden

Presidente y director de Ediciones Meteo. De carácter afable y agudeza empresarial, consiguió crear y convertir a su editorial en una de primer nivel en muy poco tiempo. Además, ha adquirido una estación de radio y se le considera ya como el rey de los medios de comunicación.

Tras agravarse el peligro que entrañaba la prolongación de las noches y el aumento de cadentes, se hizo servir de su influencia para conseguir sentar las bases con las que se aceptarán a los emigrantes en Lestallum después de convencer a sus gentes.

Últimamente se encarga de reclutar a cazadores y de coordinar a los refugiados a través de sus emisiones radiofónicas, en colaboración con la Liga Meldacio y la Guardia real.

Por otra parte, continúa publicando su revista de forma aperiódica como parte de sus labores humanitarias. En sus páginas se registran crónicas de batalla de Glaives reales y cazadores que aportan una dosis de entretenimiento valiosísima para los habitantes de Lestallum, quienes afrontan sus quehaceres con ánimos renovados tras cada lectura.

Holly Teulle

Veterana del mantenimiento de la central energética de Exineris. Conoce a Noctis y en el pasado ayudó con las reparaciones del barco real.

Posee un fuerte sentido del deber que le ha llevado a proteger a los ciudadanos de Lestallum de la amenaza de los cadentes. La energía lumínica se ha vuelto más escasa y valiosa que antes, pero si aún se produce es en parte gracias a Holly. Aunque el trabajo que desempeña le pase factura no deja de echarse responsabilidades a la espalda, aunque últimamente ha sabido delegar en otros parte de sus tareas para poder encargarse de cualquier imprevisto relacionado con las cada vez más largas noches que se ciñen sobre Eos. Una de sus labores tiene que ver, precisamente, con la formación de personal que pueda ayudarle en sus obligaciones.

Es amiga de Cindy desde hace veinte años y su relación se parece a la de dos hermanas que se llevan algunos años de diferencia. Que Cindy se volviera tan apasionada con su trabajo no se debe solo a la influencia de su abuelo, sino a haber visto de cerca el esfuerzo con el que Holly desempeñaba su trabajo.

Jeanne Labreigh

Ingeniera de Exineris a las órdenes de Holly.

En su momento fue una de las grandes promesas de la Liga Meldacio, pero tras sufrir graves heridas combatiendo con cadentes se vio obligada a abandonar sus labores de cazadora.

Después de pasar una etapa turbulenta ocasionada por haber perdido su sueño de la infancia, entró a formar parte de Exineris por recomendación de Holly. Allí escogió luchar contra los cadentes no por medio de armas, sino con la luz que ella misma generaría.

Debido a las heridas que arrastra por su pasado no puede dedicarse a tareas muy duras, pero en su época de cazadora adquirió multitud de conocimientos que le pusieron a la cabeza de los ingenieros, ya que era capaz de usar maquinaria como armamento y también de regular y administrar la electricidad como nadie. Ahora, en cambio, se dedica a gestionar el suministro de la valiosa energía y de estudiar vías que permitan extraer sin desperdicio alguno el combustible eléctrico de las esquirlas de Meteo.

Kimya Auburnbrie

Hechicera conocida con el sobrenombre de "la bruja del Malmalam". Antaño fue una habilidosa boticaria afiliada a la Liga Meldacio que acabó expulsada debido a sus estrafalarios experimentos. Halló refugio en el Soto del Malmalam, donde se recluyó de los cazadores. En su cabaña continuó confeccionando pócimas y consiguió dar con un remedio anticadente de idénticas propiedades mágicas a los santuarios. Gracias a este compuesto resultaba posible prolongar los efectos que ahuyentan a las criaturas de la noche.

Cuando el mundo se sumió en tinieblas decidió mudarse a Lestallum a consecuencia de la persistencia de David, que con su intervención logró que olvidara viejas rencillas con Meldacio. En su ciudad de acogida colabora proactivamente con los cazadores y los Glaives reales elaborando nuevas medicinas y curando a los heridos. Son muchos los que se han beneficiado de sus vastos conocimientos en medicina y el apodo de la "bruja" ya no se utiliza con desdén, sino con profundo respeto.

David Auburnbrie

Jefe de la Liga Meldacio, una organización formada por cazadores. Aparte de dedicarse a las labores de exterminio de bestias y cadentes, busca placas identificativas que sirven de recuerdo de sus camaradas desapareados.

Se trata del hijo de Ezma, la presidenta de la Liga, y son muchos los que ven en él su relevo natural. Sin embargo, su madre echa en falta en él una mayor determinación y liderazgo para poder considerarle un digno sucesor.

Cuando Noctis y sus amigos estaban cumpliendo en su lugar la misión de recuperar placas en el Soto del Malmalam, le avisaron de que habían encontrado en una caseta escondida a su tía Kimya, expulsada y desterrada por la Liga. Este suceso le hizo ver lo importante que era tomar decisiones y actuar por uno mismo.

Actualmente se dedica al entrenamiento y educación de los aspirantes a cazadores, así como a desempeñar misiones en donde surjan, siempre en continuo contacto con la Liga.

Su actividad de recolector de placas le ha permitido reunir también información geográfica del reino de Lucis, la cual toma de referencia cuando se encarga de transportar personal y suministros entre distintas bases.

Weskham Armaugh

Regente y camarero del Maagho, restaurante flotante de Altissia. Antiguo amigo de Regis y poseedor del que fue considerado en su momento un poder y destreza con el sable excepcionales.

Acompañó al antiguo monarca en calidad de consejero durante el viaje por la restauración de relaciones federales con Accordo, pero se vio obligado a abandonar al grupo tras sufrir graves heridas. Cor, un joven general en aquel entonces, fue quien se encargó de allanar el camino de retirada de la comitiva de Lucis una vez Weskham se desligó de ella.

Desde aquel entonces, Weskham se ha establecido en la Ciudad de las Aguas, en donde entabló amistad con la que por aquel entonces era cabecilla de las fuerzas antigubernamentales, Camelia Claustra. Su antigua amistad con Regis sirvió para que ambos países mantuvieran unas relaciones cordiales, aunque siempre extraoficiales.

Regresó a Lucis décadas después con motivo de la prolongación de las noches, aunque apenas se ha dejado ver por Lestallum. El muelle oculto de Caem es su base de operaciones, unas tareas que incluyen asistencia a soldados y la acogida de refugiados que han cruzado el mar en dirección al continente.

Aranea Highwind

Antigua comandante imperial, toda una amazona capaz de liderar una unidad de las tropas del Aire del ejército de Niflheim. Su destreza en el combate aéreo le ha valido el sobrenombre de la Dracónida.

En un principio solo era una mercenaria, pero su ingenio y destreza le permitieron destacar. Sin embargo, los experimentos de Niflheim con cadentes provocaron una desconfianza en ella que a la postre le llevó a abandonar las filas imperiales.

Una vez independiente, se dedicaba a visitar los lugares que habían sufrido una invasión imperial y, junto con antiguos compañeros, desempeñaba misiones humanitarias que incluían la erradicación de cadentes de las zonas afectadas. En la actualidad actúa capitaneando, junto con Cor, a los guerreros que se reúnen en el último reducto de la humanidad, Lestallum.

Tiene mano para cuidar de otros y se preocupa de los demás cual hermana mayor. Goza de una popularidad tremenda entre las gentes de la ciudad, ya que a su alrededor se reúnen personas de cualquier condición social y Aranea no le hace ascos a nadie debido a su manera de pensar, para nada condicionada por una etnia, casta o grupo en particular.

Ardyn lzunia

Antiguo canciller del Imperio de Niflheim. Consiguió una posición de influencia gracias a instigar el desarrollo de armamento Magitec, hasta el punto de llegar a convertirse en mano derecha del emperador, Iedolas Aldercapt.

Se cruzó con el grupo durante varias ocasiones durante su viaje para hacerles de guía, si bien sus intenciones eran tan sospechosas como el carácter que exhibía. En ningún momento dejó entrever su elevada posición dentro del régimen imperial y cómo esta estaba ligada a su interés por el Entronado y su comitiva.

Un buen número de ciudadanos de Lestallum son conocedores de sus antiguos experimentos con cadentes y de su implicación en el asesinato del Oráculo, y se sospecha que sea también el causante de las largas noches que se ciñen sobre Eos. Se desvaneció sin dejar rastro al mismo tiempo que Noctis y, debido a su posible implicación con la desaparición del príncipe, se le ha considerado objeto de búsqueda activa.

Gentiana

Enviada de los dioses, una de sus 24 siervos que recibieron el nombre de legatarios.

Tiene apariencia de mujer, pero este no es más que el aspecto mundano de un ser sobrenatural. Visitó Tenebrae con motivo del nacimiento de la dama Lunafreya y desde entonces residió en el palacio de los Fleuret para velar por el crecimiento y la educación del Oráculo.

Tras la desaparición de Noctis, la división de investigación formada en su mayoría por la Guardia real se desintegró mucho antes de conseguir dar con el paradero del príncipe. Esto se debió al aviso de Gentiana a Cor y compañía de que el futuro rey estaba a punto de regresar.

Con la aparición de Glaives cuyas cualidades fueron bendecidas por Bahamut, se dedicó a velar por aquellos que luchaban a muerte en tierras benditas mientras aguardaba el despertar del Entronado.

Umbra

Enviado de los dioses, uno de sus 24 siervos que recibieron el nombre de legatarios.

Tiene la apariencia de un can de color negro, pero del mismo modo que Gentiana y Pryna, no es más que el aspecto mundano de un ser sobrenatural. Actúa de mensajero entre Lunafreya y Noctis, llevándoles la correspondencia que intercambian desde pequeños. Su misión es la de mantener unidos los corazones de los jóvenes, separados por la distancia.

Presenció junto a Gentiana durante una década los esfuerzos de los Glaives en defender sus vidas y las de los demás en la incesante batalla contra los cadentes, durante los días en que el príncipe se encontraba cautivo en Esperalia.

Titán, Sidéreo de la Tierra

Sidéreo de la Tierra. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia.

Su poder supone un gran revulsivo para Noctis. El príncipe lo adquirió por la intermediación del Oráculo, Lunafreya, con esta divinidad.

Interceptó el cometa Meteo en tiempos inmemoriales, cuando descendió de las alturas. Este impacto provocó que muchas de las esquirlas de esta gran roca se desperdigaran en mayor medida por todo Lucis. Unas esquirlas que se usan como fuente de energía para la central de Exineris y con las que se puede llegar a iluminar a todo Eos.

Apareció para valorar si los Glaives con la misión de proteger a Noctis merecían tamaña responsabilidad. Mientras, el príncipe se enfrentaba al escrutinio de Bahamut en la cárcel de piedra de Esperalia.

Lamú, Sidéreo del Rayo

Sidéreo del Rayo. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia.

Su poder supone un gran revulsivo para Noctis. El príncipe lo adquirió por la intermediación del Oráculo, Lunafreya, con esta divinidad.

Se dice de él en el folklore popular que es una deidad que somete a los pecadores a la justicia universal. Tras finalizar la Guerra Infausta se dice que quedó sumido en un profundo sueño, si bien corre el rumor de que es el causante de la tormenta eléctrica que atenazó la zona de la base imperial de Duscae.

Apareció para valorar si los Glaives con la misión de proteger a Noctis merecían tamaña responsabilidad. Mientras, el príncipe se enfrentaba al escrutinio de Bahamut en la cárcel de piedra de Esperalia.

Leviatán, Sidérea del Agua

Sidérea del Agua. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia.

Su poder supone un gran revulsivo para Noctis. El príncipe lo adquirió por la intermediación del Oráculo, Lunafreya, con esta divinidad.

Se la conoce como la más orgullosa de todos los Sidéreos. Durante la batalla librada contra el Imperio en Altissia, generó destrozos en la ciudad y entre sus gentes al levantar unas mareas que dejaron en ruinas la mayoría de los alrededores del conflicto.

Apareció para valorar si los Glaives con la misión de proteger a Noctis merecían tamaña responsabilidad. Mientras, el príncipe se enfrentaba al escrutinio de Bahamut en la cárcel de piedra de Esperalia.

Shiva, Sidérea del Hielo

Sidérea del Hielo. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia.

Su poder supone un gran revulsivo para Noctis. El príncipe lo adquirió por la intermediación del Oráculo, Lunafreya, con esta divinidad.

Shiva se mantenía en perpetuo descanso en la Hondonada de Ghorovas, pero despertó súbitamente y consiguió reducir a la mitad las huestes imperiales antes de caer abatida.

Shiva es en realidad la verdadera imagen de Gentiana, a quien usa como una manifestación temporal de su ser para actuar en contra del avance de la estepatía.

Apareció para valorar si los Glaives con la misión de proteger a Noctis merecían tamaña responsabilidad. Mientras, el príncipe se enfrentaba al escrutinio de Bahamut en la cárcel de piedra de Esperalia.

Bahamut, Sidéreo del Acero

Sidéreo del Acero. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia.

Esta divinidad guarda una estrecha relación con la Casa de Lucis, tanto que los Glaives portan un emblema con una figura que lo representa.

Por la benevolencia de los dioses no durmió en brazos de la muerte, sino que resurgió para dar una oportunidad de expiación a los Glaives que se enfrentaron a la mismísima corona que tenían que servir y de la que obtenían su poder.

De los Glaives esperaba que fuesen capaces de proteger a los suyos hasta que el futuro rey despertara. Que se hiciesen con un poder suficiente para volver a darlo lodo por la casa real y conseguir así lavar su imagen de traidores. Y aquellos que mostraron las cualidades requeridas para convertirse en guardianes de Lucis recibieron de Bahamut un cuerpo inmortal y la bendición eterna del Sidéreo en batalla.

lfrit, Sidéreo del Fuego

Sidéreo del Fuego. Uno de los seis pilares que antaño sostenían el panteón de la Sideralia. Considerado por muchos como un traidor, se trata de la única deidad a la que no se le profesa reverencia alguna.

Es considerado el culpable del estallido de la Guerra Infausta relatada en la Cosmogonía, un conflicto que dejó profundas cicatrices en Eos. Desapareció, o eso se cuenta, con el fragor de la batalla, hasta que inexplicablemente volvió a manifestarse. Envuelto en llamas prendidas por su propio odio, aguarda en la plaza de Insomnia para calcinar a todo aquel que se acerque a las puertas de palacio.

Regis Lucis Caelum

Monarca 113.° de Lucis y padre carnal de Noctis.

Regis fue un rey sabio que durante treinta años evitó la invasión del reino de Lucis por parte de Niflheim. Compartió con algunos refugiados de su reino el poder ancestral de la Casa de Lucis para forjar una unidad de defensa personal, los Glaives reales, capaces de plantarle cara al Imperio.

Sin embargo, durante la ceremonia del armisticio celebrada en Insomnia fue asesinado por el general del ejército enemigo en una confabulación en la que participaron algunos miembros de su propio ejército de Glaives. Con su muerte cayó el Muro que durante tantos años había protegido a la ciudad y el reino de Lucis pasó a ser territorio imperial.

Los Glaives, cuyos poderes habían desaparecido también con la muerte del monarca, estaban destinados a llevar una vida no muy diferente al resto de ciudadanos. Sin embargo, al poco de fallecer Regis, el poder de los reyes de antaño resurgió sin que este dependiera más de su presencia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba