[Guía] Final Fantasy XV: Personajes

Conoce a tus personajes favoritos, descubriendo los misterios de su pasado para comprender mejor su presente y aventurarte así a forjar su enigmático futuro en FFXV.
Share on twitter
Twittear
Share on facebook
Compartir
Personajes Final Fantasy XV | Base Avalancha | baseavalancha.com

Noctis Lucis Caelum

Hijo de Regis y heredero del reino de Lucis. Fue elegido por el Cristal como Entronado y salvador de Eos, pero debido a caer herido durante su infancia perdió algunas de sus facultades sobrenaturales.

Dejó atrás la ciudad de Insomnia junto con sus mejores amigos para dirigirse al encuentro del Oráculo, Lunafreya, con quien se había comprometido. La boda tendría lugar en Altissia y la mayor parte del viaje lo realizarían en el coche de su padre, el Regalia. Aunque Noctis es todo un príncipe, el hecho de haber vivido recluido en el interior del Muro levantado por Regis apenas le ha dado a conocer fuera de la capital real.

Noctis, que perdió su reino a raíz de la traición del Imperio de Niflheim, partió de viaje para hacerse con el poder que le permitiría convertirse en rey y cumplir así con los designios de su padre. Sin Cristal, arrebatado por el Imperio, ni Sello de la Luz, la joya de la casa real transmitida durante generaciones de reyes. Y por si fuera poco, con la noticia de la muerte de su prometida planeando sobre su cabeza. Al Entronado y su comitiva les crecían los problemas y las obligaciones.

Entronado, o rey verdadero, escogido por el Cristal. Es el único que puede devolver la luz al mundo y rescatarlo de las tinieblas, y para ello ha de valerse del poder asimilado por el Sello de la Luz durante una década, así como la espada de los Lucis. Para enfrentarse a su destino deberá entregar su propia vida en el trono de su tierra, Insomnia.

Gladiolus Amicitia

Hijo mayor de la Casa de los Amicitia, una estirpe de defensores de los reyes de Lucis, y heredero del título de Escudo real. Desde joven se esmeró en el dominio de las artes marciales. Alternó sus labores de maestro de esgrima de Noctis con su trabajo en la Ciudadela como miembro de la Guardia real, donde comenzó a servir a los 18 años. Con motivo de la boda de Noctis como parte de los acuerdos del armisticio con el Imperio, parte en calidad de protector del grupo que forma junto al príncipe, Prompto e Ignis. Le encanta la actividad en el exterior y es un experto en técnicas de supervivencia, entre las que le gustan especialmente las acampadas.

El Escudo del rey es depositario de una confianza que supera a la de consejeros y ministros y se le otorga a la persona encargada de proteger al monarca del reino de Lucis. Clarus, el padre de Gladiolus que fue canciller del rey, desempeñó este papel en su momento. La razón por la que Gladiolus aspiró a heredar el título proviene de la fe depositada en Noctis y el potencial que veía en él. Tras caer derrotado en una reyerta con Ravus y sentir en sus carnes el peso de la responsabilidad, se encaminó a tierras decadentes para entrenarse a conciencia, enfrentarse consigo mismo y hacerse con el poder que le hiciera digno de su amigo.

Durante los diez años en que Noctis se mantuvo ausente, Gladiolus no desperdició ni un solo día en preparación al regreso de su amigo. Los restos de cadentes esparcidos por todas las regiones de Eos que cayeron bajo el peso de su acero dan cuenta de ello.

Ya reunido con el Entronado, se dirigieron juntos a su antiguo hogar, Insomnia. Juró proteger al rey de todos los peligros que se encontrasen en su camino hasta que este pudiera cumplir con la misión que le había encomendado su estirpe.

Ignis Scientia

Varón nacido en el seno de los Scientia, una familia encargada de servir durante generaciones a la Casa de Lucis. A los seis años se puso al cuidado de Noctis y desde que entró a formar parte de la Guardia real, sus labores de vigilancia al príncipe se sumaron a sus quehaceres diarios. Además de haberse erigido como conductor del grupo al volante del Regalia, es el encargado de aprovisionar fondos y velar por la dieta alimenticia de sus amigos. De elevada cultura y serio carácter, le gusta perfeccionar los sabores de las recetas que ha aprendido hasta conseguir que alcancen el resultado ideal.

Tras pasar la prueba de la Sidérea de las aguas y caer exhausto por haber exprimido el poder de los reyes de antaño, Noctis cae abatido e Ignis, sabedor del mal trago que está pasando su amigo, cruza Altissia corriendo a su encuentro. La batalla con el Imperio se ha encarnizado y Titán ha sido arrastrado a ella, pero es Ignis quien peor sale parado de la situación al perder la visión durante la contienda. Aunque las heridas de la batalla parecen sanar, no sucede lo mismo con su vista y esto complica sobremanera sus labores de protección del príncipe. La rabia y la determinación que alberga en su pecho le llevan a seguir buscando la solución que le permita continuar con el viaje.

En los diez años que pasó sin Noctis, Ignis se dedicó a superar sus propias limitaciones. A pesar de no poder valerse de la vista, agudizó el resto de sus sentidos y consiguió llevar una vida casi idéntica a la que llevaba previamente al accidente, en donde podía luchar y moverse a voluntad, siendo capaz también en la actualidad de desplegar su talento en la cocina sin ningún tipo de impedimentos. Su decisión de acompañar a su amigo Noctis, convertido ahora en el Entronado, solo hizo que cobrase más fuerza.

Prompto Argentum

Nació en el seno de una familia normal residente en la capital de Insomnia y pasó su juventud junto a su amigo Noctis, con quien compartía clase en el colegio. Aprendió a manejar las pistolas tras ingresar en la Guardia real, en preparación para el viaje en el que escoltaría a Noctis hasta la ciudad en la que debería de celebrarse su boda. Su condición de ciudadano de a pie no le hace especialmente apto para el combate, pero nadie toma fotografías como él y se preocupa mucho por levantar el ánimo de sus compañeros. Siempre piensa en maneras en las que, a su estilo, pueda serle de utilidad a Noctis.

Espécimen humano diseñado como material Magitec durante los procesos experimentales acontecidos en los laboratorios de Niflheim. Fue recogido por cierto ciudadano de Lucis que se encontraba en plenas labores de espionaje para que pudiera desempeñar el papel que se esperaba de él en el futuro. Cayó en profunda depresión después de descubrir que su objetivo original era hacer daño a su patria de acogida. Le confesó su realidad a Noctis, que renovó su fe en su amigo. Esto le infundió de nuevo la fuerza y confianza necesarias para darlo todo por él.

Acompañó a los cazadores durante diez años para cumplir la promesa que le hizo a Noctis de levantar juntos el país, a pesar de no ser nativo de Lucis. Maduró gracias al severo entrenamiento al que se sometió junto a los miembros de la Liga y acabó acometiendo batidas contra cadentes en solitario. Una vez su amigo regresó a Insomnia convertido en el Entronado, se impuso la misión de librar junto a él la última batalla de todas no como siervo, sino como el amigo que había sido durante todos esos años.

Regis Lucis Caelum

Padre carnal de Noctis y monarca poderoso y sabio, el 113.º de la dinastía de Lucis. Se valió de la energía de la Santálita para cubrir durante treinta años a la ciudad de Insomnia con un Muro mágico. Tal proeza le supuso un desgaste que aceleró su proceso de envejecimiento y le debilitó hasta el punto de que no puede desplazarse sin la ayuda de un bastón. Antes de celebrarse el armisticio con el Impero de Niflheim, cedió a su hijo el coche de sus amores, el Regalia. En él Noctis debería emprender, instigado por su padre, un viaje más allá de los confines de su reino.

La firma del tratado de paz no era más que la excusa que había utilizado el canciller de Niflheim para entrar sin levantar sospechas en terreno rival. Regis sospechó de sus intenciones y descubrió su verdadero plan. Fue entonces cando resolvió proteger a su pueblo y al futuro rey de la nación, Noctis, de las sucias garras del Imperio. Consciente de la inminente crisis, se apostó en la Ciudadela para recibir junto a su ministro Clarus el ataque de las huestes imperiales. Murió a manos de Glauca, general de Niflheim, después de disputar una heroica contienda.

Cor Leonis

Cor es general del ejército de la Guardia real y constituye uno de los tres pilares que sostenían la milicia de Lucis, junto a Drautos y Clarus. Recibió el poder de Regis a través de la espada que se le había confiado y adquirió el apodo de “el Inmortal” después de regresar en incontables ocasiones de batallas en las que se le suponía muerto. Una vez el Imperio comenzó la ofensiva sobre Insomnia, Regis dispuso que fuera él quien se encargara de las labores de evacuación de su pueblo, ya que era la persona en la que más confiaba. Tras escapar de la capital real se reunió con Noctis y le transmitió el cariño del difunto monarca.

Luchó al servicio no solo de Noctis sino también del padre, Regis, y del monarca anterior, Mors. Se le suponía un carácter arrogante que ha ido suavizándose con el tiempo, si bien no le privó de criticar abiertamente a Regis por la retirada de tropas de Accordo. Regis, lejos de amonestarlo, se valió de sus servicios como guardaespaldas apostando por su temperamento, que le había provocado la indiferencia y el trato frío de las personas más cercanas a él. Cor no quiso traicionar este voto de confianza y juró a padre e hijo una fidelidad inquebrantable.

Iris Amicitia

Hija de los Amicitia y hermana menos de Gladiolus, de quien le separan ocho años de edad. Tuvo contacto con Noctis desde bien pequeña debido al trato cercano de su familia con la de Lucis y era capaz de ver su fuerza interior y bondad, a pesar de que a ojos del resto no parecía preparado para suceder a su padre en el trono por una falta clara de concienciación. Se refugió en Lestallum después de la caída de Insomnia gracias a la ayuda que le brindaron Dustin y Mónica.

Iris tenía cinco años cuando conoció a Noctis. Incitada por la curiosidad que despertaban en ella los relatos de su hermano acerca del príncipe, se coló en una parte de la Ciudadela en la que no debía y se perdió en ella para ser rescatada por Noctis, por quien alberga un sentimiento especial desde entonces. Posee la fuerza que se espera de todo miembro de la familia que dispone del título de Escudo real, pero por otra parte le gusta mucho coser y es buena costurera, algo raro de ver en una chica en plena edad de crecimiento.

Jared Hester

Mayordomo al cuidado de los Amicitia durante largos años de carácter cercano y afable. Debido a que trabajaba para el ministro Clarus mantenía relaciones cordiales con la casa real y el propio príncipe le tenía confianza. Se llevó a Iris y a Talcott cuando Insomnia fue atacada por el Imperio para refugiarse con ellos en Lestallum. Es muy erudito y en su cuaderno recopila un buen número de datos relacionados con leyendas y tradiciones de Eos de manera que resulten fáciles de entender a Talcott.

La razón por la que los allegados de Jared le respetaban y tenían cariño no se limitaba a su entrañable personalidad, sino a su fortaleza de mente y firme resolución. Llevaba con dignidad el trabajo para la Casa de los Amicitia, cargos principales de la Guardia real que además cumplían con la labor de defender al rey como Escudos. Una dignidad que no perdió con los años, como inevitablemente sí pasó con sus fuerzas, que con la edad le llevaron a depender de un bastón. Su lealtad al heredero del trono de Lucis no se quebró en ningún momento durante el interrogatorio que le costó la vida y con el que Caligo, comandante del Imperio, pretendía averiguar el paradero del príncipe.

Talcott Hester

Nieto del mayordomo de la Casa de los Amicitia, Jared. Creció sanamente bajo la atención especial de Gladiolus e Iris. Mónica y Dustin le protegieron tras los incidentes que siguieron a la caída de Insomnia y desde entonces siempre ha actuado junto a Iris y compañía. Admira a Noctis y le apoya en todo. Raro es no verle esforzándose con esmero tratando de imitar a su ídolo.

Tras recibir el mazazo de la muerte de su abuelo, Talcott maduró más rápido de lo que hacen los niños de su edad y desarrolló su carácter calmado. Otro aspecto que le diferencia del resto de chavales es su desmesurada pasión por los cactilios regionales que colecciona.

Mónica Elshett

Soldado de la Guardia real que trabajaba a las órdenes directas de Clarus, el padre de Gladiolus. Entró a formar parte de la unidad antes que este e Ignis. Se complementa a la perfección con Dustin, con quien forma equipo con frecuencia. Escapó junto a Iris de Insomnia durante la invasión imperial y la protegió hasta refugiarse en Lestallum. Ahora es Cor quien está a su cargo y junto a él realiza labores de apoyo del viaje del príncipe.

Mónica destaca por unas magníficas habilidades que le otorgan prominencia incluso dentro de la Guardia real, que está compuesta principalmente por fornidos guerreros. Estas habilidades no se reducen, por otra parte, a las artes bélicas. No hay en la milicia quien no alabe sus dotes culinarias, incluso aquellos que no prestan demasiada importancia a su alimentación. Si bien es cierto que tiene un carácter algo agresivo, Mónica es sobre todo una chica familiar. Esta faceta despierta secretamente aprecio entre sus compañeros y envidias y celos hacia Dustin, quien con frecuencia es asignado a desempeñar misiones junto a ella.

Dustin Ackers

Miembro de la Guardia real al servicio directo de Clarus y compañero casi inseparable de Mónica. Todo lo que no tiene de hablador lo tiene de trabajador, pues profesa una devoción admirable hacia sus tareas. Se encargó de custodiar a Iris y sacarla de Insomnia en pleno conflicto y además, por petición de Cor, realizó en las sombras labores de espionaje del Imperio. Se complementa a la perfección con Mónica, motivo por el que normalmente queda emparejado con ella para cumplir misiones.

Cindy Aurum

La cara alegre de Hammerhead, un taller que hace las veces de gasolinera. Perdió a sus padres bien pequeña y fue acogida por su abuelo por parte de padre, Cid. Debido a que se crió entre coches, les profesa un amor fuera de lo común y además ha heredado toda la técnica de su abuelo en lo que respecta a la reparación de vehículos. Es muy amable y jovial con los clientes, a los que les dispensa un trato considerado excepcional. A pesar de que el taller se encuentra en las afueras de la ciudad, en un lugar poco dado al negocio, esto no ha hecho que disminuyan las visitas de los conductores.

Melba Aurum nació en una familia prominente de la antigua ciudad de Keycatrich. Treinta años atrás se enamoró del hijo mayor de Cid, Mid Sophiar, con quien no tardó en casarse. Perdió su hogar por culpa de la guerra que azotó su tierra, pero a cambio de su matrimonio recibió una bendición, su preciada hija Cindy. La tragedia, sin embargo, volvió a cebarse con ella cuando una horda de cadentes rodeó su vehículo en la fatídica noche en la que Cindy quedó huérfana.

Cid Sophiar

Mecánico y propietario de Hammerhead, un taller que a su vez opera como gasolinera. En su día era responsable del mantenimiento del coche real, el Regalia, con el que emprendió un viaje junto a Regis, soberano de Lucis en aquel momento. Con posterioridad se enfrentó a Lucis debido a sus políticas con respecto a los refugiados víctimas de la guerra y decidió poner tierra de por medio con la capital real, descuidando la amistad que le había unido durante tanto tiempo con el rey. Con el tiempo ambos han olvidado sus rencillas y está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano por Noctis, a petición expresa de Regis.

Regis no era muy hábil al volante, como demostró averiando el Regalia treinta años atrás, nada más abandonar los confines del Muro de Insomnia. La gasolinera abandonada en la que hicieron las separaciones se ha convertido en la Hammerhead actual. Su nombre se debe a que en este lugar Cid le dejó a Regis el martillo para que él mismo arreglara su desaguisado. El monarca no solo sabía disfrutar de la conducción, sino del mantenimiento y la reparación de sus vehículos. Se dice que tras el final del viaje, cuando Regis le devolvió el martillo a Cid, pulió sus dotes de conductor hasta el punto de no tener que volver a utilizarlo.

Takka Bradham

Propietario de La Parada de Takka, un restaurante integrado dentro del recinto de Hammerhead. Su recia apariencia esconde una personalidad un tanto endeble, de tal manera que sorprende a su clientela cuando esta le caza con la guardia baja. Perdió a su familia en la guerra que azotó a Lucis hace treinta años, pero gracias a Cid pudo comenzar una nueva vida. Takka siente una inmensa deuda hacia él y por eso le echa una mano con la tienda y envía a Noctis a conseguir ingredientes en su nombre. Su más reciente labor es intentar que el príncipe cambie sus hábitos alimenticios y motivarle a consumir más verduras y legumbres.

Oriundo de Keycatrich, Takka nunca tuvo una infancia feliz. Después de que Regis redujera la escala del Muro poco tiempo fue necesario para que las llamas de la guerra engulleran la ciudad natal de Takka y acabaran con la vida de sus padres. Para evitar caer presa de la inanición, se vio obligado a llevar una vida de saqueador junto a una banda de bandidos que se convirtió en su familia de acogida. El joven Takka se valió de su agudo oído para evitar que lo atraparan en más de una ocasión. Confiado en que conseguiría salirse con la suya, una noche decidió saquear la estación de servicio de Hammerhead, pero no contaba con encontrarse con Cid. Tras hacerle escarmentar, decidió darle trabajo y hacer de él un hombre de provecho.

David Auburnbrie

Cabeza visible de los cazadores que han hecho de la sede del norte de Cleigne su base de operaciones. Sus subordinados le llaman con cariño Dave el cazador. Su labor principal consiste en supervisar a sus compañeros apostados por todo Lucis mientras a su vez recupera los efectivos y las placas de aquellos que perecieron en acto de servicio. Ha demostrado con creces ser un aliado y combatiente fiables, pero su madre Ezma se niega a cederle el mando de los cazadores, recordándole que aún no tiene lo que se precisa para convertirse en líder de la organización.

Noctis y sus amigos se encontraron con Kimya, la tía de Dave, cuando trataban de recuperar una placa en el Soto de Malmalam. El príncipe se convirtió en su recadero, y le transmitió a Dave la voluntad de la aparente bruja: que dejara de seguir a los demás y comenzara a liderarlos. Su principal objetivo consistía en estrechar relaciones entre los efectivos repartidos por todo Eos, pero desde aquel momento su prioridad pasó a ser enmendar la tensa relación existente entre su madre y su tía.

Dino Ghiranze

Reportero de pluma libre que trabaja principalmente para el imperio mediático de Ediciones Meteo. Aunque le tira bastante el periodismo, su verdadera pasión es la joyería, en concreto los accesorios con gemas engarzadas. Por suerte para Dino, su estancia en el Embarcadero de Galdin le permite buscar exclusivas mientras husmea los utensilios que llegan al puerto desde allende los mares.

A pesar de su apariencia superficial, Dino se toma muy en serio sus artes labrando metal, tan en serio que acabó dejando su trabajo como reportero para dedicar su tiempo libre a sus labores de artesanía. Su objetivo ahora consiste en crear accesorios que protejan a los habitantes de Lucis de los cadentes que infestan sus noches. Se dice que está diseñando un anillo especial para cierta chica que le ayudó con un par de trabajos para Ediciones Meteo cuando empezó a colaborar con la editorial.

Coctura Arlund

Propietaria de La Perla, el afamado restaurante del Embarcadero de Galdin. Cuando la agencia de turismo de la zona comenzó a transformar el Embarcadero en el recinto turístico que es hoy en día, sus responsables solicitaron que fuera Coctura la responsable del chiringuito. Ella aceptó la petición y consiguió, con su excelente cocina, que la gente comenzara a conocer el nombre del local. Pasa los días puliendo sus dotes culinarias con la esperanza de demostrar que su menú supera con creces al del Maagho, su restaurante rival de Altissia.

Coctura es capaz de elaborar platos de todo un repertorio gastronómico, pero se especializa en platos con productos del mar. Su buen hacer con este tipo de cocina se lo debe a su tío Navyth, que le transmitió su pasión por el pescado. Cuando era joven aprendió a limpiar y cocinar sus propias presas, un hábito que se convirtió en la raíz de su gusto por los fogones. Aunque ya ha cortado toda relación con su tío, a quien llama “el loco de los peces”, debido a las presiones de sus compañeros de gremio, Navyth aún lleva con orgullo el colgante que su sobrina le regaló cuando era una niña.

Wiz Forlane

Regente de las Chocoberizas Wiz, ubicadas en la región de Duscae, donde se dedica a la cría, cuidado y alquiler de chocobos. Las bestias salvajes que merodean por las llanuras han acabado con un buen número de las emplumadas monturas, una cifra que se habría disparado aún más de no haber sido por Wiz. Durante los primeros meses de negocio tuvo que apretarse el cinturón para no cerrar, pero la escasez de chocobos ha llevado a sus instalaciones a alcanzar cierta fama ya que es uno de los pocos lugares en los que se puede entrar en contacto con estas aves. Con su actividad viento en popa, Wiz ha devuelto a Lucis el lustre a su deporte nacional, las carreras de chocobos, que llevaban tiempo sin disponer de unos organizadores como mandan los cánones.

Antes de que los automóviles fueran considerados el medio de transporte común, los chocobos eran utilizados por todo Eos para recorrer sus tierras. De entre ellos, el chocobo negro era el más rápido y apenas había coches que pudiesen dejarlo atrás, Sin embargo, más que un medio de transporte, el ave era vista como una montura con la que disfrutar de la velocidad. El sueño de Wiz es organizar carreras de estos chocobos de protagonistas con las que pueda financiar un espacio que garantice su protección y apareamiento.

Sania Yeagre

Bióloga afamada que se dedica a visitar todas las regiones de Lucis en busca de datos para su investigación. Es una eminencia en los estudios de las ranas y ha presentado muchas tesis al respecto en todas sus vertientes, incluyendo la histórica, popular y natural. Se rige por una dinámica de trabajo de campo en la que no deja que ni el sentido común, ni las normativas ni el riesgo le dicten qué hacer. Con sus investigaciones busca aclarar los misterios de las anomalías que están ocurriendo recientemente en el mundo, sin perder de vista el enfoque científico.

Puede que sorprenda por su aspecto, pero posee unas habilidades de combate que superan incluso a las del cazador más avezado. Entre los de su gremio se extendió la leyenda de cierta figura que se dedicaba a abatir bestias a grito pelado en zonas alejadas de todo asentamiento. La conocida por el sobrenombre de “Caperucita que raja” podría haberse tratado de la mismísima Sania, si bien nadie ha podido testimoniarlo. Su abuelo es el cazatesoros Sylvester Yeagre, un aventurero cuyo amor por lo desconocido no iba a la zaga del que profesaba por su nieta.

Navyth Arlund

Pescador errante que se deja ver de manera intermitente por todos los lugares propicios para echar la caña. Siempre ha llevado una vida alejada del mundanal ruido y entregada enteramente a su pasión, si bien en cuanto hace amigos con los que comparte su afición por la pesca se pasa de pesado con ellos y puede llegar a ser muy cargante. Al menos, su intensa dedicación le ha procurado una saludable condición física que supera incluso a la de cazadores entrenados. No pone su fuerza, sin embargo, al servicio de nada que se aleje de sus prácticas cotidianas con el anzuelo. No es infalible y más de una vez se le ha escapado una presa, pero eso no ha sido excusa para destrozar las zonas de pesca que frecuenta.

Dedicado en cuerpo y alma a la pesca, a la que debe su profundo conocimiento de seres acuáticos y su hábitat. Nadie le ganaría en un concurso de preguntas y respuestas del tema. Incluso los propios cazadores se rinden a sus conocimientos, cultivados principalmente en largos años durmiendo en asentamientos. Es de los pocos cazadores que sabe lo que dice cuando habla de cadentes acuáticos. Es el tío de Coctura, la chef de La Perla, algo que casi nadie sabe. Haber llevado una vida prácticamente a la intemperie durante tantos años no le libra de tener un pasado, y como no quiere causar una mala impresión en un local tan refinado como el de su sobrina, ha decidido únicamente mantener el contacto con ella a distancia.

Holly Teulle

Ingeniera veterana al servicio de Exineris. Su trabajo consiste en extraer la energía calorífica de las esquirlas de Meteo para mantener activa la central energética de Lestallum. Vive dedicada a mantener a distancia a los cadentes, que no soportan la luz producida en las instalaciones en las que trabaja, que por desgracia padecen de falta de trabajadores de manera crónica. Para realizar labores de mantenimiento acostumbra a echar mano de la ayuda de cazadores.

Uno de los motivos por los que Holly es tan seria y entregada con su trabajo se explica si indagamos en su pasado, en concreto en un episodio en el que perdió a un matrimonio de amigos a manos de cadentes. Para que no aumentaran las víctimas lo más mínimo, se hizo cargo de las duras labores relacionadas con la central intentando no delegar en nadie. Sin embargo, vio las cosas de otro modo cuando confió en Noctis para solucionar cierto problema y se dio cuenta de lo mucho que se había estado exigiendo a sí misma. En adelante se centró en preparar a futuras generaciones de trabajadores de la central, a su vez que no escatimaba en cuidados con los actuales y con la hija de aquella pareja de amigos que perdió años atrás, Cindy.

Vyv Dorden

El rey de los medios de Lucis tiene la oficina central de su editorial, Ediciones Meteo, en Lestallum. Además, lleva simultáneamente una emisora de radio. Su cara es más que conocida no solo entre colegas de profesión, sino en muchos otros sectores, incluidos los mentideros políticos. Ha conseguido mantenerse en buenos términos con el Imperio, si bien la opresión que ejerce y su control sobre la expresión ciudadana le ha llevado a sentir desprecio por Niflheim en lo más profundo de su ser.

El rey de los medios audiovisuales que tantas empresas de comunicación se ha anexado también tuvo sus humildes comienzos como reportero. En aquellos días era un fotógrafo de delgada figura. ¿Qué paso, pues, para que experimentara la transición que le hizo ganar tantos kilos? La respuesta la encontramos cuando cierto cazador salvó la vida de Vyv cuando este se disponía a fotografiar un volcán. Tras aquello, ganó un amigo… y un montón de peso. Las crónicas culinarias de Oric dejaron para la posteridad el nombre de este cazador, y fueron repartidas por todo Lucis y editadas a posteriori por su inseparable compañero de fatigas.

Kimya Auburnbrie

Anciana que confecciona pociones en pleno Soto de Malmalam. Cuando aún era cazadora se dedicaba a elaborar medicinas en la Sede de la Liga Meldacio, pero su hermana Ezma la expulsó de la organización cuando se dio cuenta de que muchos de sus compuestos no eran meros remedios. Abrazó su destino de repudiada y adaptó la identidad de bruja de los bosques, así como una peculiar manera de hablar. Continúa trabajando de boticaria, elaborando mezclas con las que aumentar el efecto protector de los santuarios.

Ezma Auburnbrie

Madre de David Auburnbrie, líder de cazadores y principal responsable de la Liga Meldacio. Posee la bondad de toda madre y la rigidez que se espera de la persona que toma decisiones de las que depende la vida o muerte de los cazadores a su servicio. Se encarga del mantenimiento y vigilancia de los mausoleos reales y conoce a Cor y Drautos a consecuencia de sus mediaciones con la Guardia real.

Es una de las pocas personas sabedora de la existencia de las “amenazas durmientes de Lucis”. Después de su audiencia con Regis una vez la guerra contra el Imperio tocó a su fin, prometió al monarca que se encargaría de erradicar el incipiente mal. Noctis, tras pasar por todo tipo de vicisitudes, le ayudó a cumplir con ello y como líder de la casa de acogida de los antiguos soldados del reino de Lucis, renovó su voluntad de servir a la casa real.

Randolph

Herrero que reside en uno de los callejones de Lestallum. Ha dedicado más de media vida a tratar de fraguar el arma definitiva, puesto que dedicarse a templar armas corrientes y molientes le pesaba en el alma. Cuando finalmente dio con la manera de producir su tan ansiada obra definitiva estuvo esperando al héroe digno de blandirla hasta que finalmente puso sus ojos en Noctis. Su nombre no es el real, solo un seudónimo que ni siquiera reveló al héroe en el que depositó su creación.

Junto a Noctis consiguió ponerle fin a la leyenda del arma final, creada a riesgo de su propia salud. Tras aquello consideró que su misión en la vida se había cumplido y poco le hubiera importado morir de no ser por las esperanzas renovadas que encontró en el príncipe de Lucis. Pensó que quizá si viviera más podría emprender una nueva búsqueda que volviese a darle sentido a su existencia. El deseo de perseguir algo le absorbió de tal manera que llegó a olvidar su nombre real y ha desistido en tratar de recordarlo.

Camelia Claustra

Astuta política electa para representar y proteger el Protectorado de Accordo, una comunidad de pueblos unidos bajo control imperial desde hace 150 años. Anteriormente fue una de las voces cantantes de las facciones antigubernamentales y actualmente continúa haciendo fuerza desde su posición privilegiada para desanexionarse de Niflheim. Tiene en alta estima al difunto rey de Lucis, a quien le brindó ayuda cuando el monarca visitó Altissia junto a sus amigos treinta años atrás.

Weskham Armaugh

Amigo de toda la vida de Regis y confidente, acompañó al difunto monarca como asesor diplomático en el viaje que les llevó a cruzar los mares hace treinta años. Su misión consistió en forjar una alianza con la nación de Accordo para poner freno a la potencia militar creciente de Niflheim. Durante este viaje, una grave herida le impidió completarlo y permaneció en Altissia recibiendo tratamiento médico mientras el resto de la comitiva emprendía el viaje de regreso a Lucis. Desde entonces, Weskham regenta un restaurante sobre las aguas de los canales en la ciudad que a la postre ha terminado por convertirse en su hogar. Con los años ha entablado una cordial amistad con la primera ministra de Accordo, Camelia Claustra.

Lunafreya Nox Fleuret

Oráculo de Tenebrae, bendecida con el don de poder comunicarse con los Sidéreos. Una de los pocos supervivientes de la antigua Casa de los Fleuret que terminó siendo junto a su hermano líderes nominales de su tierra, convertida en un protectorado del Imperio. Amada a lo largo y ancho de Eos, Lunafreya cruzó todas sus fronteras para usar sus oraciones como cura de la estepatía. Su próximo destino es Altissia, donde hará efectiva una de las cláusulas del armisticio entre Lucis y Niflheim casándose con el príncipe Noctis.

De niña, Lunafreya fue colmada con la presencia de los legatarios divinos, como símbolo de la promesa que haría de ella la futura Oráculo de Eos. Aquella visita marcó el inicio de su viaje. Con el tiempo, llegaría a forjar pactos sagrados con los Sidéreos y les instó a compartir sus dones con el Entronado. El ataque a la capital real casi le impide concluir su periplo, pero consiguió escapar con vida a duras penas en posesión del Sello de la Luz, un regalo del monarca Regis.

Momentos previos a forjar el pacto con la Leviatán, Lunafreya fue mortalmente herida por Ardyn. Con sus últimos suspiros revivió a Noctis y despertó de su largo sueño a los reyes de antaño que descansaban en sus mausoleos ubicados por todo Eos. Lunafreya confió el Sello de la Luz a su amado antes de ser engullida por las aguas. Ya no goza de presencia física en el mundo, pero permanece por siempre en el corazón de sus gentes.

Umbra

Legatario con forma de perro de color oscuro. Umbra hace las veces de mascota de Lunafreya y posee la capacidad de trascender el espacio y el tiempo. Utiliza este don para cumplir con su misión como mensajero divino y llevar consigo un cuaderno en el que se intercambian mensajes su dueña y el príncipe, una tradición que ambos iniciaron cuando aún eran niños.

Pryna

Legataria con forma de perra de color blanco. Este can tributa una lealtad incondicional a su dueña Lunafreya y sigue a pies juntillas cada una de sus palabras. Cuando aún era una cría se lastimó durante la visita que le tributó al príncipe Noctis en la capital real. Tuvo la suerte de encontrarse con Prompto, quien la socorrió. Este acontecimiento marcó el origen de la amistad que desde entonces Noctis tiene con el rubio del grupo.

Gentiana

Avatar divino cuya forma terrenal oculta un poder superior. Mujer envuelta en misterio, apareció por primera vez en Tenebrae con motivo de las celebraciones por el nacimiento de la dama Lunafreya. Desde entonces ha permanecido a su lado, velando por ella y proveyéndola de consejo. Gentiana prefiere mantenerse al margen de los asuntos mundanos y centrarse únicamente en guiar al príncipe y al Oráculo en sus respectivos caminos.

Aunque oculta en forma de legataria, Gentiana es en realidad la reencarnación de Shiva, la Sidérea del Hielo. El amor sin límites que Lunafreya profesa a la humanidad restauró su fe en la raza humana y le motivó no solo a aconsejar al Oráculo, sino a ofrecerle su amistad sincera. Cuando la desesperación atenaza el corazón de Noctis con el fallecimiento de su amada, Gentiana se manifiesta ante el príncipe para ofrecerle su bendición y mostrarle la magnitud del cariño de Lunafreya.

Iedolas Aldercapt

Líder supremo del Imperio de Niflheim. Sugirió un alto el fuego para reunirse con las altas esferas de Lucis en una cumbre política en la ciudad de Insomnia que pondría fin a la guerra. La propuesta de armisticio de Iedolas era una mera excusa para hacerse con el control de la Santálita y apoderarse de sus recursos mágicos. Con toda una infantería Magitec pertrechada con los últimos avances tecnológicos a su disposición, conquistó la capital real y se apoderó del Cristal sin apenas oposición.

Hubo una época en que Iedolas era reverenciado como un sabio y justo gobernador, así como un administrador capaz y honrado con todas las de la ley. Su carácter cambió con la guerra, que hizo del anterior jefe de estado que se sacrificaba por los suyos un déspota egoísta ebrio de poder. Dirigió al Imperio con mano de hierro, sin que nunca le temblase el pulso. Cuando Noctis llegó a la fortaleza Zegnautus, el emperador había abdicado y desaparecido sin dejar rastro.

Ravus Nox Fleuret

Primogénito de la Casa de los Fleuret con sangre de la estirpe de los Oráculos. Es hermano mayor de la Dama Lunafreya. Su madre fue víctima de las llamas que arrasaron su Tenebrae natal hace doce años y Ravus hizo responsable a Regis, a quien tachó de cobarde. Ravus se ofreció a las huestes imperiales, renunciando a sus deberes con la corona de Lucis. Durante la invasión a Insomnia, trató de usar el Sello de la Luz contra su legítimo propietario, el monarca que había repudiado. Los reyes de antaño no le consideraron digno portador y consumieron su brazo izquierdo como castigo por su arrogancia. En la actualidad es general en jefe del ejército imperial y dirige la operación de caza de los Sidéreos con firmeza.

El asalto del Imperio a Altissia supuso un fracaso militar que se saldó con numerosas víctimas. Ravus se vio obligado a acatar responsabilidades como general en jefe y capitán de la operación y se ordenó su ejecución como retribución por sus errores. Muchos le consideraron un traidor al pasarse a las filas del Imperio, pero nadie puso en duda su predisposición a hacer todo lo que estuviera en sus manos para ahorrarle fatigas y dolor a su hermana.

En cierta ocasión Ravus trató de desterrar la oscuridad y salvar el mundo en lugar de Noctis, pensando que el príncipe no estaba preparado para una tarea tan apabullante. Lunafreya hizo ver a su hermano que su percepción de Noctis no era la correcta y cambió de parecer. Ravus juró entonces devolver la espada Caelum al verdadero Entronado, pero no pudo cumplir con lo prometido. Ardyn acabó con el general en jefe a sangre fría y lo convirtió en cadente, perdiendo para siempre la voluntad y la esencia humana.

Aranea Highwind

Comandante de la unidad número 87 de las tropas del Aire del ejército de Niflheim y brigadier. Nació y creció en el continente del oeste, demostrando que estaba curtida para la batalla trabajando para el mejor postor. Despuntaba e combate, con un excelente dominio de sus habilidades físicas y control del campo de batalla. Sin embargo, no estaba satisfecha con su aparente superioridad y trató de alcanzar cotas más altas, emprendiendo altos vuelos como Dracónida. Con su lanza Magitec, domina los cielos con ayuda de un dispositivo controlador de inercia integrado en su propia armadura. Tal despliegue de soltura en el aire le valió el sobrenombre por el que se la conoce en todo Eos, elevando su figura a la categoría de leyenda.

Aranea siempre ha desconfiado de los denodados esfuerzos del Imperio en investigar los cadentes. Cuando el fracaso del ataque imperial sobre Altissia deja tras de sí un reguero de sangre decido no solo poner fin a su relación con Niflheim, sino enfrentarse a la que hasta el momento había sido la mano que le había estado dando de comer. En la actualidad va a la caza de la soldadesca Magitec y los cadentes producidos por el propio Imperio a su vez que colabora con la protección de los civiles.

Verstael Besithia

Científico chiflado perteneciente a la infantería imperial. A su vez es un investigador de prestigio que instigó la creación de un ejército de autómatas que usaba antigua tecnología Magitec recomendada por el mismísimo Ardyn. Su dedicado esfuerzo propició la militarización del Imperio y le valió una promoción suculenta. Haciendo uso de su nueva posición, Verstael sacó adelante un proyecto hasta entonces secundario relacionado con criaturas decrépitas. Sus estudios costaron incontables sumas de guiles y preciosas vidas humanas, pero jamás cejó en la intención de completar lo que para él resultaba su obra vital.

Caligo Ulldor

Engreído y astuto comandante del Imperio. Su servil sonrisa esconde una crueldad sin escrúpulo alguno, pues no duda si tiene que sacrificar a inocentes con tal de conseguir sus propósitos militares. Su dura infancia jugó un importante papel en el desarrollo de la despiadada actitud de la que hace gala. Testigo de innumerables reyertas, puñaladas traperas y traiciones, su endurecido corazón jamás volvió a recuperar la inocencia.

Loqi Tummelt

Joven y atrevido comandante de la infantería imperial y piloto de la unidad Magitec Lorica G. A pesar de su falta de experiencia en el campo de batalla, Loqi demostró su eficiencia durante las sesiones de simulacro de combate y consiguió ascender en la escala de poder. Tiene en alta estima sus raíces imperiales y desprecia a todos aquellos nacidos fuera de las fronteras de Niflheim, a quienes tilda de “salvajes”. Considera al general Cor Leonis de Lucis su bestia negra, aunque este, por su parte, apenas le considera rival.

Biggs Callux

Oficial de la unidad número 87 de las tropas del Aire del ejército de Niflheim. Antes de afiliarse al Imperio, trabajó junto a su amigo Wedge como mercenario. Aranea, percibiendo su potencial, le integró en su escuadrón al poco de conocerse y Biggs actúa ahora de fiel escudero de la Dracónida. No tiene problemas en cumplir con sus misiones, aunque siempre cuestiona los crueles métodos empleados por el Imperio para acometerlas.

Wedge Kincaid

Oficial de la unidad número 87 de las tropas del Aire del ejército de Niflheim. Un capricho del destino quiso que se encontrase con Aranea junto a su compañero Biggs y que acabaran ambos trabajando a sus órdenes. Ambos continúan protegiendo servilmente a la Dracónida a día de hoy. Es bastante parco en palabras y gusta de pasar el tiempo libre a su aire, leyendo y pescando en silencio. En el campo de batalla tampoco hace mucho ruido; se dedica a obedecer órdenes sin chistar.

Ardyn Izunia

Se denomina a sí mismo “alguien sin relevancia alguna”, aunque posee mucho más poder que el que deja entrever. Como canciller de Niflheim, supervisa los altos organismos políticos a la vez que monitoriza todos los programas de investigación del Imperio.

El Ardyn que espera en el Altar de las aguas poco tiene que ver con el hombre sin relevancia aparente que se encontró con el grupo de Noctis en el Embarcadero de Galdin. Frío y calculador, apuñaló a Lunafreya sin piedad alguna ante los mismísimos ojos del príncipe. Noctis se la tiene jurada desde entonces, aunque desconoce que es lo que pretende con tan brutales actos.

Ardyn nació para reinar sobre Lucis como rey primigenio y fundador, pero el destino tenía otros planes guardados para él. Recibió un poder bendito con el que podía curar a las víctimas de la estepatía, la calamidad de las estrellas, y viajó por todo Eos para purgar a los aquejados de sus males y absorber la plaga contagiándosela a sí mismo. Cuando finalmente se presentó ante la Santálita para recibir sus dones, fue repudiado ante todo pronóstico pues albergaba impureza en su corazón. Fue desterrado al exilio y menospreciado por aquellos que en su momento le adoraron y hasta su propia familia le dio la espalda. Su objetivo es descargar su ira contra los herederos de Lucis, y en particular, vengarse del Entronado, favorecido por el Cristal: Noctis Lucis Caelum.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba